Última Hora

Probablemente muchos ya estén familiarizados con separar los desechos en plástico, vidrio y cartón, pero en ocasiones dejamos de lado los residuos orgánicos.

Las cáscaras y trozos de frutas y verduras también pueden provocar problemas si no se separan de forma correcta.

Lo primero que se debe hacer es separar los desechos orgánicos del resto.

Incluso puede preparar un abono de forma casera. Basta con depositar los desechos en un contenedor o caja y revolverlos con aserrín.

Debe darle vueltas a la mezcla todos los días y en 3 semanas obtendrá un abono natural lleno de nutrientes para sus cultivos.

Así que la próxima vez que vaya a botar las cáscaras y restos de frutas o verduras, es mejor que lo piense dos veces.