Última Hora

Este es el mes de la persona adulta mayor, un buen momento para repasar los cuidados emocionales y de salud de esta población.

La salud bucodental, que va mucho más allá de la cantidad de dientes que hay en boca y de ella dependen otros factores que pueden comprometer la salud del adulto mayor.

El envejecimiento puede producir cambios en la estructura de la cavidad bucal, éstos varían entre los individuos y pueden o no causar alteraciones haciendo más difícil comer, tragar, degustar y hablar

Las encías se adelgazan favoreciendo la perdida de los dientes, y disminuye la capacidad para masticar.

Un temor al dentista, desarrollado por años de malas experiencias y mitos, evitan que los adultos mayores acudan a citas con la frecuencia debida. La industria médica se ha encargado de proveer a los especialistas en salud dental con herramientas adecuadas.

Una mala salud dental puede limitar la alimentación del adulto mayor, por lo que se deben buscar tratamientos dentales adecuados a esta edad, alternativas que eleven su calidad de vida.