Última Hora

Un policía es despedido, en promedio, cada semana por el Ministerio de Seguridad Pública por cometer diversos delitos.

Ellos se cruzaron de bando y formaron bandas dedicadas a cometer asaltos, al tráfico internacional de drogas y otros delitos.

Policías tumban cargamento de droga en hotel capitalino, policías forman banda de asaltantes, policía distribuía droga, policías violan menor de edad o incluso se dieron casos de hombres que, siendo oficiales de Fuerza Pública, secuestraron a personas.

En los últimos 3 años el Ministerio de Seguridad despidió a 153 oficiales, uno por semana, durante el 2016 fueron 115, un año después 35 y en lo que llevamos del 2018 ya van 3.

Los despidos se hacen porque los oficiales cometieron los siguientes delitos: robos, tráfico de drogas, consumo de drogas, asesinatos, ausencias injustificadas entre otros.

El ministro Gustavo Mata es claro en que no tolerará la corrupción dentro del Ministerio de Seguridad Pública y tendrá mano dura con los policías que usan el uniforme para delinquir.