Última Hora

Cincuenta y un personas fueron detenidas en diferentes partes de Cataluña la noche del martes al miércoles en las protestas contra la condena a prisión de nueve líderes separatistas, anunció el miércoles el gobierno español.

Según cifras del ministerio de Interior, 29 personas fueron detenidas en la provincia de Barcelona, 14 en la de Tarragona y ocho en Lleida.

Además, 54 policías regionales y 18 policías nacionales resultaron heridos. Algunos de ellos sufrieron fracturas, según el ministerio.

En el corazón de Barcelona hubo una verdadera batalla campal entre policía e independentistas. Varias calles terminaron cortadas por barricadas en fuego y este miércoles algunas amanecieron aún cerradas por los destrozos.

En total, 40.000 personas participaron en la manifestación de Barcelona antes de que estallaran los enfrentamientos entre varios centenares de manifestantes, algunos de ellos con el rostro cubierto, y policías, que los dispersaron a la fuerza.

También se registraron enfrentamientos en ciudades como Girona, Tarragona o Lleida, donde se habían convocado concentraciones con velas frente a las respectivas sedes de las delegaciones del gobierno español.

Tras cuatro meses de juicio y otros cuatro de deliberación, los jueces del Tribunal Supremo condenaron el lunes por sedición a nueve de los doce responsables catalanes juzgados, a los que les impusieron penas de entre nueve y 13 años de cárcel.

Las protestas continuarán este miércoles y se ha organizado una huelga general en Cataluña el viernes, cuando se espera una manifestación multitudinaria en Barcelona.