Última Hora

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, niega que la pérdida de 800 empleos en un mes sea producto de la situación económica del país.

Así respondió el mandatario tras el cierre de operaciones de la empresa Florexpo, donde laboraban 400 personas.

A esta salida se le agrega el cierre de almacenes El Gallito, que dejó sin trabajo a 200 empleados.

Además, el 4 de agosto pasado la empresa Rawlings en Turrialba trasladó parte de su producción a El Salvador e impactó a otros 200 colaboradores.

Según Solís, todo se debe a decisiones específicas de cada compañía.