Última Hora

El MOPT podría variar las rutas de barcos mercantiles para evitar que choquen con las ballenas en aguas nacionales.

Lo que el MOPT busca es que los barcos y las ballenas no circulen por las mismas zonas.

El objetivo es evitar choques entre ambos que, aunque no lo crea, ocurren con frecuencia.

El Golfo de Nicoya, Punta Burica y la Península de Osa son las zonas de mayor coincidencia de buques y ballenas.

A diferencia de las carreteras, el mar no se puede demarcar. Entonces ¿cómo se puede evitar?

Iniciativas similares ya se aplican en otros países del mundo.

El MOPT trabajará de la mano con el Instituto Smithsonian de investigaciones tropicales para la capacitación y la puesta en marcha de este proyecto.