Última Hora

El equipo de los Indios de Cleveland ha dado todo su apoyo al tercera base puertorriqueño Mike Avilés, quien este jueves pudo cumplir la promesa de su hija Adriana, pequeña de 4 años diagnosticada con leucemia en mayo anterior.

La menor le había solicitado a su padre que quería realizar el primer lanzamiento en un juego de Grandes Ligas y su sueño fue cumplido previo al juego frente a los Yankees de Nueva York.

El pelotero boricua se perdió 10 días de competición para atender la primera fase de tratamientos desde que se enteraron de la noticia.

Inclusive, parte del equipo incluyendo al dueño Paul Dolan, se raparon las cabezas en signo de solidaridad con Adriana y su familia.

Estaba emocionada al igual que su hermana gemela. El apoyo que he tenido del equipo, la oficina frontal y los fanáticos lo han hecho más fácil para mí, mi esposa y las niñas lidiar con lo sucedido”, comentó Avilés.

Durante el lanzamiento, que puede observar en el video adjunto, a la niña le sobró personalidad, robándole sonrisas a su padre.