Última Hora

La mujer sospechosa de encadenar a una joven de 16 años en San Ramón quedó en libertad, pero tendrá que abstenerse de cualquier forma de agresión.

Esa fue la medida de protección que dictó el Juzgado de Familia y violencia doméstica de San Ramón.

La Fiscalía confirmó que la menor no interpuso una denuncia y por eso el caso no se tramitó por la vía penal.

La madre de la menor, de apellidos Valladares Valenzuela quedó en libertad.

La Fiscalía esperará el parte policial del hecho. Una vez que sea recibido, será valorado por la aparente privación de libertad.