Última Hora

Tranquilo y en paz. Así compareció ante la prensa Paulo César Wanchope, quien renunció este miércoles a su cargo como técnico de la Selección Nacional tras el altercado que protagonizó en Panamá.

“Quiero mandar mis disculpas del caso a toda Panamá y obviamente a Costa Rica también”, manifestó.

El estratega se dio de golpes el martes en suelo canalero, al término del compromiso eliminatorio categoría Sub-23 entre ticos y panameños. 

“Chope”, según contó, estaba molesto con el árbitro del juego, y al final de los 90 minutos intentó bajar a los camerinos, momento en el cual recibió un empujón de un sujeto. Esto, asegura, lo sacó de quicio.

“Siempre me he caracterizado por defender al país y comportarme de la mejor forma. Somos seres humanos y reaccioné de una manera indebida. Esta dura situación no se la deseo a nadie”, añadió

Doble moral

“En Costa Rica hay mucha doble moral”, consideró el técnico, quien cuestionó si otras personas también hubiesen reaccionado de la misma forma ante una provocación.

“Cuando iba saliendo me empujaron. El detonante fue que me empujaron. No sé cómo hubiesen reaccionado otras personas”.

Reconoció además que esta es “una pequeña mancha, pero también sé lo que le he dado al país. Por esto no voy a bajar la cabeza”.