Última Hora

Tras año y medio de investigación, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) ordenó despedir sin responsabilidad patronal a un cirujano de apellidos Alvarado Jiménez que, al parecer, abandonó una operación que realizaba en el Hospital de Niños para irse a laborar a una clínica privada. 

El bebé que estaba siendo intervenido por ese médico murió. 

Según María Eugenia Villalta, gerente médica de la CCSS, el caso fue denunciado por el personal de salud del propio hospital.

Por su lado, la directora del Hospital de Niños, Olga Arguedas, comunicó que no puede referirse al caso por razones de índole legal.

El cirujano, que ya fue notificado, permanece separado de su cargo desde hace un año y medio, pero con goce de salario.