Última Hora

Una joven británica, ahora de 23 años, descubrió a través de unas fotografías suyas en Facebook que tenía un sobrepeso del que no se había percatado.

Se trata de Adele Morgan, quien tras la “sorpresa” que encontró decidió hacer un cambio en su vida y revertir su situación.

Cuando se puso en manos de especialistas estos le reportaron un índice de masa corporal de 33, un número que superaba en mucho lo ideal.

Las comidas rápidas llegaron a su rutina desde su entrada la universidad, a los 17 años, y fueron la causa principal de su aumento de peso.

Pero en el 2014, luego de tomar conciencia de su problema, ingresó a Slimming World, un grupo especializado en hacer que sus miembros se alimenten de forma saludable.

Los resultados no tardaron en llegar, y a finales de ese mismo año su índice de masa bajó hasta 20 y su pesó se ubicó en los 69 kilogramos.

La vida de Adele Morgan ya no es la misma y esto se nota en su físico y salud. “Me encanta usar vestidos ajustados a mostrar mi figura”. Y todo “gracias” a Facebook.