Última Hora

Internacional

Nuevas normas del Pentágono indican que periodistas que cubran guerras pueden ser considerados espías

El Pentágono recibió duras críticas por sus nuevas directrices que equiparan a corresponsales de guerra con espías.

AFP Agencia Hace 8/11/2015 10:33:00 AM

El Pentágono recibió duras críticas por sus nuevas directrices que equiparan a corresponsales de guerra con espías y que afirman que, en algunos casos, los reporteros pueden ser tratados como "partes beligerantes no privilegiadas".

Las directrices recibieron poca atención cuando fueron publicadas en junio en el nuevo Manual de Legislación de guerra del Departamento de Defensa, un compendio de consejos legales para comandantes y otros miembros del ámbito militar estadounidense. 

Pero en un editorial publicado este lunes, The New York Times criticó las normas, pidió que fueran derogadas y denunció que podrían convertir las coberturas periodísticas de conflictos armados en "más peligrosas, difíciles y sujetas a censura".

La sección del manual sobre el tratamiento de los periodistas dice que, en general, son civiles que deberían ser protegidos de un ataque.

En otras instancias definidas vagamente dice, sin embargo, que los periodistaspueden ser "partes beligerantes no privilegiadas", la misma categoría asignada a guerrillas o miembros de Al Qaida.
"Informar sobre operaciones militares puede ser muy similar a recabar datos de inteligencia o incluso espiar", dice el manual.

"Un periodista que actúa como un espía puede estar sujeto a medidas de seguridad y castigado si es capturado. Para evitar ser confundidos con espías, los periodistas deben actuar abiertamente y con el permiso de autoridades relevantes".

El manual también defiende la censura del trabajo periodístico.

"Los países pueden necesitar censurar el trabajo periodístico o tomar otras medidas para que los periodistas no revelen información sensible al enemigo", dice el texto.

"Bajo la ley de guerra, no hay derecho especial que permita a los periodistasentrar en el territorio de un país sin su consentimiento o acceder a las áreas de operaciones militares sin el consentimiento del país que esté llevando a cabo esas operaciones", añade.

El Times advirtió de que mantener las directrices del Pentágono "provocaría un daño severo a las libertades de prensa".

Mezclar el espionaje con el periodismo, arguyó, alimenta la propaganda de gobiernos autoritarios que ya están tratando de desacreditar a reporteros occidentales con falsas acusaciones de ser espías.

El Comité de Protección de Periodistas también criticó las directrices. El mes pasado denunció el impacto negativo que tendrán en un momento de cifras récord de periodistas secuestrados y asesinados en conflictos como los de Ucrania y el Congo.

Los cuestionamientos fueron rechazados por el Pentágono que dice "apoyar y respetar la labor fundamental realizada por los periodistas", indicó un portavoz, teniente coronel Joe Sowers.

"Su trabajo de recolección de datos y la publicación de la información es esencial para las sociedades libres y el estado de derecho.", subrayó, para acotar que la actualización del manual "no es una licencia para que cualquier persona actúe en contra de los periodistas".  

Sowers indicó que se tomarán en cuenta las observaciones de las asociaciones de periodistas, "cuando tratemos de mejorar y aclarar las dudas en el manual".