Última Hora

El cambio de placas ha sido ignorado por miles de conductores, desde que inició en julio del 2013 con las placas que terminan en 1.

Cambiar la placa cuesta ¢15.000 en el Registro Nacional de la Propiedad y ¢20.000 en el Banco de Costa Rica.

Quienes conducen con una de las placas viejas, se exponen a una multa de ¢20.000.

Las placas que terminan en los números del 1 al 8, y que no han sido cambiadas además de la multa, no podrán realizar la revisión técnica, ni pagar el marchamo.

En este momento le toca el cambio a la placa número 9, inició desde el 1 de agosto, y se extiende hasta el 31 de octubre, y la placa 0 desde el 1 de noviembre hasta el 1 de enero.

El pago en línea puede hacerlo en la página www.bancobcr.com