Última Hora

Las autoridades de Hacienda llevarán a la Asamblea Legislativa nuevos proyectos para reformar el cobro al impuesto de renta, el de ventas y el del cobro al traspaso de bienes, para aumentar los ingresos del en un 2,09% del Producto Interno Bruto. 

En el caso del impuesto de ventas, la base pasará de un 13 por ciento a un 15% en un periodo de dos años y pocos bienes y servicios quedarán exentos de este tributo.

Entre las excepciones está el arroz, el pan, la leche, las tortillas, las hortalizas y leguminosas, la educación privada, el alquiler de vivienda inferior a los 403.000 colones, la electricidad cuando el hogar consuma menos 250 kilovatios al mes, y el agua, cuando el consumo sea inferior a los 30 metros cúbicos.

Según el Ministerio de Hacienda, la idea de poner el impuesto de ventas a casi la totalidad de bienes y servicios es para pescar a los evasores del impuesto de renta. Al cobrar el impuesto de ventas muchos comercios o profesionales que hoy evaden el pago del impuesto de la renta no podrán seguir haciéndolo pues quedarán registrados en el sistema.

Por ejemplo, cuando se utilice el servicio de salud privada como ir al dentista o al cardiólogo el consumidor tendrá que pagar un 14 o un 15% de impuestos de ventas, pero hacienda asegura que devolverá ese dinero, pues solo lo cobrará para evitar que quien brinde ese servicio evada el impuesto de renta.

Aunque no está muy claro el cómo hacienda asegura que devolverá el cobro del impuesto de ventas en algunos casos a los consumidores.

Mientras tanto, en el caso de la renta, se aplicará un 15% a los ingresos obtenidos en el exterior y a las ganancias obtenidas por el traspaso de bienes.

En casi una hora de conferencia de prensa las autoridades de Hacienda no dijeron cuánto pretenden recaudar en millones de colones, pero un cálculo de Ecoanálisis asegura que según las proyecciones de Hacienda la recaudación aumentaría en 590.000 millones de colones, considerando el PIB 2015