Última Hora

Nacional

Hospital de Niños atiende por día en promedio cinco casos de agresión infantil

En una semana el centro atiende 25 casos de agresión donde el maltrato de la madre y abandono son la principal causa de violencia.

Luis Jiménez Valverde Hace 8/10/2015 11:27:00 AM

En las últimas semanas las agresiones infantiles en el país han aumentado de manera importante, una cotidianidad lamentable que forma parte de la rutina diaria en el hospital Nacional de Niños ya que en promedio atienden por día 5 casos de agresión.

Para la trabajadora social del hospital de Niños y coordinadora del departamento del niño agredido, Ana Virginia Quesada, en una semana el centro atiende 25 casos de agresión donde el maltrato de la madre y abandono son la principal causa de violencia. 

“En una misma situación concurren varios casos de violencia, sin embargo, el hospital recibe casi que todo los días niños víctimas de matonismo que muchas veces lleva a fracturas, también niños suicidas que se toman una cantidad peligrosa de pastillas a consecuencia del bullying de la que son víctimas”, dice Quesada. 

Además, el abuso sexual y los quemados por negligencia es un mal de nunca acabar según cuenta la trabajadora social: “Es difícil lo que vivimos a diario porque los niños con edades entre los 0 a 5 años los lactantes tienen más riesgo de ser agredidos”.

Hasta la fecha los abusos sexuales en niños que llegan al hospital ha aumentado alcanzado la cifra de 150 casos, mismo número que en todo el 2014. 

Para Ana Virginia Quesada los cantones de Alajuelita, Desamparados, Pavas y Barrio México son los más recurrentes a este tipo de agresiones, más aún que en el país no hay una política que trabaje sobre la cultura preventiva. 

“Después de que se atiende el caso coordinamos con el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) porque hay una desprotección en el menor, ya que se expone de manera importante el valor fundamental vida, y después de ese momento el seguimiento queda en ellos”, finalizó Quesada.

Por su parte el PANI, quien se encarga de proteger los derechos de los niños y niñas hasta la edad de 18 años, ayuda a los padres y madres para que puedan educar a sus hijos con ternura, libres del castigo físico y del maltrato emocional.

Con campañas educativas, proyectos de educación comunitaria y otras acciones similares el Patronato intenta disminuir la violencia infantil, sin embargo, a veces el servicio de orientación no es suficiente ya que le maltrato cada vez es mayor.