Última Hora

A los 17 años muchos jóvenes piensan en videojuegos o en irse a la playa con sus amigos. Pero Reyner Vargas tiene intereses muy distintos que ya le han ganado fama mundial.

Este vecino de Cartago es una eminencia en química. Recientemente ganó la medalla de bronce en la Olimpiada Mundial que se realizó en Azerbaiyán.

Ahí quedó tercero en un grupo de 290 estudiantes de 75 países. Una hazaña que no se logra por casualidad.

Reyner se graduó del Colegio Científico de Cartago en el 2014 y por ahora disfruta de un año sabático. Eso sí, lo disfruta a su manera, es decir, poniéndole bonito a la química.

De cara a la Olimpiada Mundial, este genio se preparó al lado de profesores universitarios del Instituto Tecnológico (TEC) y la Universidad Nacional (UNA), quienes dan fe de su enorme talento.

Curiosamente, Reyner no siempre fue amante de la química, de hecho por muchos años creyó que lo suyo era la física.

No somos de andar en chismes, pero cuentan que este joven químico también anda muy enamorado.

Su novia también es una mente brillante en esta rama. El año pasado ganó medalla de oro en la Olimpiada Iberoamericana.

Así las cosas, podemos intuir que entre Reyner y su novia definitivamente hay mucha química.