Última Hora

Este sábado las pacientes con cáncer del Hospital San Juan de Dios celebraron por adelantado el día  de la madre.

El cáncer no le quita la sonrisa a estas madres.

Con las primeras notas musicales, algunas dejaron las sillas atrás y armaron su propia pista de baile.

Pero ni la silla de ruedas es impedimento para demostrar que llevan el ritmo en la sangre.

Estas mujeres olvidaron el cáncer por un día para celebrar el día de la madre.

La celebración se realizó en el parque Bansen dentro de las instalaciones del hospital.

Las madres disfrutaron de un bingo y además recibieron regalos.

Estas mujeres demuestran que la enfermedad no les quita la alegría y mucho menos las ganas de seguir luchando.