Última Hora

Con la mediación del rector de la Universidad Nacional (UNA), Alberto Salom, el Gobierno espera ponerle fin al conflicto por el desalojo de Palmar sur.

Los vecinos desalojados de la finca Chánguena siguen en pie de lucha.

Un nuevo mediador revive los intentos por encontrar la salida al conflicto.

El rector se trasladó este viernes hacia la zona sur.

El bloqueo del puente sobre el río Térraba es la principal medida de presión, pero también su levantamiento era una condición para negociar.

Se abrió el carril solicitado, pero en horas de la mañana había presas de hasta seis kilómetros en ambos sentidos.

Nuevas fuerzas esperan para analizar lo que suceda en la mesa de negociación. Depende del resultado, podrían unirse al movimiento.

Según el Gobierno, el IMAS y el PANI brindan apoyo a las familias desalojadas de forma temporal, mientras se logra una solución definitiva, que podría tardar entre cinco y seis meses.