Última Hora

Internacional

¿De qué mueren los estadounidenses en Costa Rica por causas no naturales? Departamento de Estado lo revela

Desde el 2002 hasta el 2014 la mayoría de muertes fue por ahogamientos seguidas de los decesos en accidentes de carro o moto y en tercer lugar por suicidios.

Sergio Arce Hace 8/7/2015 10:17:00 AM

Más de 8.000 estadounidenses murieron fuera de su país en la última década por causas no naturales; de ellos, poco más de 300 perdieron la vida en nuestro país, según datos del Departamento de Estado.

A diferencia de países como México, la mayor parte de Centroamérica, Colombia, Venezuela y Guyana, donde los ciudadanos de la nación del norte han sido -en su mayoría- asesinados, en Costa Rica las tres principales causas de muertes son por ahogamientos, accidentes de tránsito y suicidios.

Aquí en nuestro país fallecieron 314 estadounidenses; de ellos, 91 perdieron la vida en el mar, un río o un lago; 62 lo hicieron en un accidente en carro o en moto (ya sea que iban en el vehículo o eran peatones) y 51 murieron porque se quitaron la vida.

Otras causas de muertes no naturales en nuestro país registradas por el servicio consular estadounidense son asesinatos (45), otras causas no identificadas (34), drogas (22), accidentes marítimos (5) y accidentes aéreos (4).

Datos relevantes indican que mientras en el Pacífico central y sur y en Santa Cruz (Guanacaste) todas las muertes de estadounidenses fueron por ahogamientos, en San José ocurrieron por razones diversas: homicidios, accidentes de tránsito y otras causas.

En otros países, las principales causas de muertes no naturales de estadounidenses varían; por ejemplo, en Nepal, los ciudadanos del país presidido por Barack Obama han muerto en accidentes aéreos y en Afganistán e Irak en atentados terroristas.

En Vietnam y en Indonesia los estadounidenses han perecido en accidentes en moto; en Cambodia y en Laos han muerto por sobredosis de drogas, y en Haití unos 100 estadounidenses fallecieron en el terremoto que azotó ese país en el 2010.

En el Caribe se contabilizan más muertes de estadounidenses por ahogamientos que por otras causas.