Última Hora

Los policías penitenciarios serán sometidos a pruebas toxicólogas para comprobar o descartar el consumo de drogas.

Estas se realizarán por medio de exámenes de orina, que serán aleatorios y obligatorios para los  3.500 oficiales carcelarios.

Esta medida se implementará por primera vez para este cuerpo policial, luego de que se publicara en el diario La Gaceta el nuevo reglamento.

Las autoridades reconocen que algunos oficiales han sido detenidos por el trasiego de droga dentro de las cárceles, y que otros también consumen.

Uno de los casos más recientes fue en Liberia.

Las pruebas están analizadas en el laboratorio toxicológico del ministerio de seguridad.

En caso de que los exámenes den positivos, los oficiales tendrán que enfrentar un proceso administrativo e incluso una suspensión.