Última Hora

Los dueños registrales de la finca Chánguena piden a las autoridades respetar el desalojo y arremeten contra los antiguos residentes.

Con escrituras y papeles en mano, Rafael Medina y Manuel Mendoza viajaron hasta San José.

Son representantes de Coopalca, cooperativa dueña de la finca en disputa.

La cooperativa acuerpa el proceso que lleva el empresario Óscar Echeverría Heigold para concretar el proceso de desalojo.

Aseguran que el arrendamiento continúa, aunque no precisan hasta cuándo. Este aspecto es punto de discordia para autoridades políticas, entre ellas el diputado Gerardo Vargas.

La Procuraduría envió la semana pasada una petición de medida cautelar para frenar los desalojos.

La duda surgió porque se cree que el contrato de arrendamiento finalizo en el año 2011, lo que haría que el empresario no estuviese legitimado para pedir el desahucio.