Última Hora

Internacional

Una transición suave para Carlos, aspirante al trono desde hace 64 años

La última aparición del príncipe de Gales en esta ceremonia secular se remontaba a 17 años atrás. Para Camila, fue una primicia.

AFP Agencia Hace 5/8/2013 12:18:00 PM

LONDRES, 08 Mayo 2013 (AFP) - Los expertos en realeza dan por sentado que Isabel II, de 87 años, no abdicará nunca, pero hablan de una "transición suave" en favor del príncipe Carlos, quien el miércoles secundó excepcionalmente a su madre en el parlamento, y los más audaces formulan incluso la hipótesis de que pueda ser un día regente.

Oficialmente, el palacio de Buckingham asegura que la soberana, en la cima de su popularidad, cumple con sus obligaciones como siempre en el año del 60 aniversario de su coronación. "No se trata de reducir el ritmo", alegó un portavoz, admitiendo sin embargo que había "una revisión del número de desplazamientos lejanos".

La presencia en la Cámara de los Lores de Carlos -quien se prepara desde hace 64 años para el oficio de rey- y de su segunda esposa Camila, muestra otra realidad, cuidadosamente orquestada por el entorno real.

La última aparición del príncipe de Gales en esta ceremonia secular se remontaba a 17 años atrás. Para Camila, fue una primicia.

Las cámaras de televisión filmaron largamente a la pareja que llegó en carroza. Él, vestido con uniforme de gala de almirante de la flota real, cubierto de medallas. Ella, sucesora de la difunta princesa Diana, luciendo un vestido de seda de color champán y una tiara que perteneció a la Reina Madre.

El palacio restó importancia al alcance del mensaje. "El príncipe de Gales acude regularmente a secundar a su madre en las ceremonias de Estado. Su agenda, como la de la duquesa, estaba libre de compromisos", dijo.

La casa real había dado sin embargo otra señal fuerte de la evolución en curso el martes, con el inesperado anuncio de que Carlos representaría a su madre en la cumbre de la Commonwealth en noviembre en Sri Lanka. Sobre todo cuando todo el mundo sabe que la reina tiene mucha estima por esta organización de 54 Estados creada después de la disolución del imperio británico.

Ignorando las sutilezas protocolarias, el diario Daily Mail veía el miércoles a Carlos como "copresidente de la Firma", el apodo de la familia real. El corresponsal real de la BBC glosaba sobre "la transición".

En el Financial Times, el biógrafo real Christopher Wilson celebraba el "enfoque pragmático" del palacio. Y el Times se aventuraba a precisar las condiciones de una regencia "en caso de que la monarca estuviera incapacitada física o mentalmente para reinar".

A decir verdad, Carlos, al igual que sus hijos Guillermo y en menor medida Enrique, ocupan cada vez más el primer plano como "Shadow King", rey en la sombra, según la expresión del experto en cuestiones monárquicas Robert Jobson.

Representaron con éxito en el extranjero a Isabel II durante la gira de su Jubileo de Diamante el año pasado. Y los cronistas reales aseguran que Guillermo, cuya esposa Catalina dará a luz a un heredero o una heredera alrededor de julio, se dispone a renunciar a su carrera de piloto de helicópteros de rescate para dedicarse más a su papel de futuro monarca.

El miércoles, contrariamente a su costumbre, la soberana no anunció ninguna visita fuera de las fronteras del Reino Unido con ocasión de su discurso anual en el parlamento.

Su último viaje, a Australia, se remonta a octubre de 2011. En marzo pasado tuvo que anular una visita a Roma por motivos de salud. Su esposo, el príncipe Felipe, de 91 años, aligeró su agenda después de tres avisos que requirieron otras tantas hospitalizaciones en 18 meses.

Con motivo de la reciente dimisión del papa Benedicto XVI y de la reina Beatriz de Holanda, algunos editorialistas se interrogaron también sobre una posible abdicación de Isabel II.

La interesada decretó sin embargo al comienzo de su reinado que asumía un trabajo "vitalicio". Kate Williams, otra de sus biógrafas, es igual de categórica: "Reinará hasta el último suspiro".

Pero el miércoles fue la renuncia de Alex Ferguson, el mítico entrenador de Manchester United, de 71 años, la que copó todos los titulares en el Reino Unido.