Última Hora

El ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini, reconoció el interés del Gobierno por adquirir la ruta entre San José y Caldera, y los fondos de pensiones son una posibilidad.

La concesionara, Globalvia, asegura que todavía no hay negociaciones y entre el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y la Superintendencia de Pensiones (Supen) el contacto ha sido informal.

Aun así, no descartan diversificar el destino de los fondos y la ruta 27 parece una buena candidata, contrario a lo que opinan otros expertos.

Álvaro Ramos, superintendente de Pensiones, asegura que “una carretera ya construida y con un flujo de ingresos más o menos predecible es mejor candidato que una cuyos planos ni siquiera están hechos”.

Mientras que el economista Leiner Ramos afirma que es un mal negocio para el país comprar la ruta 27 y “dejar otras obras botadas, como la carretera a San Carlos, la carretera a San Ramón o inclusive la carretera a Limón”.

¿De concretarse la propuesta, las pensiones de los costarricenses podrían correr riesgo? Vargas afirma que no, pues en general todas las obras de infraestructura llevan seguros y pre requisitos.

La Supen busca diversificar el destino de los fondos de pensiones, ya que actualmente están concentrados en bonos del Gobierno y el Banco Central.

Además, aseguran que lo recomendable no es invertir en una sola obra, sino más bien en una cartera de proyectos.