Última Hora

El día que asumió su mandato, el presidente Luis Guillermo Solís ordenó la intervención de los doce puentes más críticos del país, sin embargo, los trámites, diseños y contrataciones frenaron esa labor urgente, mientras los conductores siguen transitando por estructuras que superan o rozan la tercera edad.

Por su condición crítica el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) fue quien eligió los puentes. 

La urgencia hizo que el Presidente firmara un Decreto minutos después de asumir el mandato para intervenirlos urgentemente por el riesgo de colapso, sobre todo por las lluvias.

Han pasado 450 días desde aquel 8 de mayo, por eso Telenoticias visitó algunos de los puentes incluidos en el decreto, los cuales describimos a continuación: 

El puente sobre el río Barranca en la ruta 1, Interamericana norte, en Esparza de Puntarenas tiene una antigüedad de 71 años y una longitud de 96 metros.

El puente sobre el río Guacimal en la ruta 1, Interamericana norte, tiene 61 años de antigüedad y una longitud de 69 metros.

El deterioro de este puente es más visible en la parte de abajo, la oxidación y la corrosión son evidentes en algunas de sus partes.

El puente sobre el río Seco en la ruta 1, Interamericana norte, tiene 70 años de antigüedad y una longitud de 40 metros.

Contrario a lo que dice el Decreto firmado por el presidente Solís y el ministro del MOPT, Carlos Segnini, el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) asegura que las estructuras no están en riesgo de colapso.

En cuestión de meses la percepción de las autoridades cambió, lo que no ha cambiado es el estado de los puentes.

Las labores realizadas en los puentes han sido menores, todas dentro de los contratos de conservación vial y según Conavi, algunas antes de la firma del Decreto.