Última Hora

Tras las protestas que realizaron los taxistas formales el 10 de junio, uno de los acuerdos fue el compromiso de que la Aresep realizaría de oficio un nuevo estudio ordinario de tarifas, el cual ya está casi listo.

El regulador general, Dennis Meléndez, explicó que en pocos días estará concluido. Adelantó que el ajuste podría convertirse en un aumento o en una rebaja. Es decir, no necesariamente será una nueva alza en la tarifa como esperan los taxistas.

Meléndez explicó que el ajuste será de máximo 4%, esto significa en promedio unos ¢25 sobre la tarifa actual.

Si se tratara de un aumento, la tarifa mínima pasaría de ¢630 a ¢655, y el kilómetro adicional de ¢610 a ¢634.

Por el contrario, si la Autoridad Reguladora concluye que lo que procede es una rebaja, esta llevaría la tarifa mínima de ¢630 a ¢605, y el kilómetro adicional de ¢610 a ¢586.

Meléndez dijo que en cuestión de días se conocerá la decisión de la Aresep.