Última Hora

Al analizar cifras del comportamiento de la banca en este año, el regulador de Javier Cascante no esconde su preocupación por el crecimiento que tienen los créditos en dólares.

En tan solo seis meses, la banca, principalmente la privada, prestó 1.200 millones de dólares más que el año pasado. El crecimiento es casi el doble de lo que se prestó en el 2014.

En diciembre, el crecimiento del crédito en esta moneda fue del 5,9%, mientras que en lo que va del 2015 hay un aumento del 11,1% en la colocación.

Lo que más preocupa al regulador es que de toda la masa de deudores, un 31% no tiene ningún tipo de ingreso en dólares, lo que significa un alto riesgo ante un eventual aumento en el precio de esa moneda.

Cascante asegura que se han realizado estudios financieros de estrés, es decir, análisis hacia futuro, en donde se sube el precio del dólar o la tasa de interés y el resultado asoma un alto aumento en la morosidad.

Esto es preocupante también en momentos en que el desempleo va en aumento.