Última Hora

Sin ser un país minero, la exportación de joyería hecha en Costa Rica tiene a los ticos brillando en Estados Unidos y Europa.

Esta es una pasarela de moda en el Museo de Luvre, en parís, y lo que luce esta modelo en su cuello es una obra de arte con sello tico.

La creadora de esta joyería es María Eugenia Brenes, una madre y ama de casa que hace unos años probó su creatividad y descubrió un talento de exportación.

María Eugenia, aprendió por su cuenta, y buscó la forma de que trascender fronteras. Luego de una feria en Guatemala, la invitaron a participar en parís en el Museo de Luvre en el 2011 y el año pasado a otra en Francfort, Alemania.

Y ahora su marca Mabkikkis , su marca de su joyería se vende en el Museo de Arte de Filadelfia, en Estados Unidos, y en los cruceros de National Geographic.

La joyería tica vive un momento brillante, y los números dan fe de esto.

Del 2005 al 2006 la exportaciones crecieron un 80%, pasamos de vender 41 millones a 75 millones, actualmente la ventas rondan entre 63 y 64 millones de dólares en promedio.

Los principales compradores: Estados Unidos con el 95% y el resto se vende en Europa en países como Francia y España, además de Panamá y Canadá.

Sin ser un país minero, la joyería tica tiene elementos tan o más valiosos. Europeos y estadounidenses están dispuestos a pagar por la historia que cada pieza tenga por su impacto ambiental y social.

Y eso María Eugenia lo sabe muy bien.

El mercado gana terreno, y hay quienes lo ven como una profesión. En la escuela de joyería Studio Metallo, ven como cada vez llegan más estudiantes curiosos por un nuevo hobbie y terminan puliendo un proyecto de vida.

Luis está empezando, pero el gusto por el diseño sumado con el buen momento que vive el sector lo hace apostar por un futuro en el brillante negocio de la joyería y bisutería.

En PROCOMER también preparando a más empresarios y mantiene las puertas abierta a quienes quieren trascender fronteras.

Ya tienen en la mira próximas ferias de moda en otros países donde el talento tico puede lucirse, y por qué no, que muchos del otro lado del mundo se adorne con joyería hecha en Costa Rica.