Última Hora

El pasado 2 de abril, el Gobierno envió al Congreso el proyecto de ley para permitir la fecundación in vitro.

El documento permanece en Comisión Legislativa a falta de poco más de un mes para que venza el plazo ordenado por la Corte de Derechos Humanos.

El máximo tribunal pedía que se indemnizara a las parejas demandantes. El 22 de febrero de este año se cancelaron 415 mil dólares.

Además se publicó en un medio de circulación nacional la sentencia completa. El mandato se ha acatado hasta ahora de manera parcial. Pues aún falta la aprobación de la ley. De manera que la técnica no se puede aplicar.

Aquellas parejas que pierdan su tiempo clínico para el procedimiento por retrasos con la aprobación de la legislación, podrían demandar nuevamente al Estado.

Se dice que mensualmente unas 14 parejas viajan a Panamá para realizarse la técnica.

En la Defensoría de los Habitantes, mostraron preocupación por los legisladores que han anunciado su férrea oposición al proyecto.

A pesar de que el texto contiene todo los requerimientos técnicos y ha sido aprobado por todos los sectores.

Quisimos conocer el criterio de Justo Orozco, quien fungió como presidente de la Comisión de Derechos Humanos, pero en su oficina se realizaba un culto evangélico desde las 10 de la mañana.