Última Hora

Exponer a los niños a la música, no solo crea seres humanos más creativos y sensibles, sino que además, ayuda a ampliar sus formas de comunicación.

No necesariamente, es para crear músicos a futuro, sino más bien, darles la posibilidad de que utilicen la música como herramienta para alcanzar mejores resultados académicos y profesionales.

La música desarrolla un fuerte vínculo afectivo, que estimula su inteligencia emocional. Asimismo, a nivel psicológico, despierta, estimula y desarrolla emociones y sentimientos.

La estimulación musical temprana contribuye enormemente al desarrollo integral del individuo, y a mejorar el sistema auditivo, a facilitarle la expresión de sentimientos e ideas y le ayuda al desarrollo de la memoria.

Se les enseña a los padres cómo aprenden los niños, y por medio de la música, los sonidos y los instrumentos musicales se les da herramientas para que se abra un nuevo canal de comunicación.

No es exclusivo para quienes busquen desarrollar habilidades artísticas en los niños. Este tipo de estimulación desarrolla también para proporcionarle mayor seguridad, favorecer el desarrollo integral y hasta mejorar su salud.