Última Hora

Internacional

Cumbre gay, protestas y buen humor en visita de Obama a Costa Rica

La visita a Costa Rica del presidente de Estados Unidos Barack Obama no solo puso de cabeza a los cuerpos de seguridad, sino que desató el humor...

AFP Agencia Hace 5/4/2013 7:30:00 AM

(AFP) - La visita a Costa Rica del presidente de Estados Unidos Barack Obama no solo puso de cabeza a los cuerpos de seguridad, sino que desató el humor en las redes sociales, motivó manifestaciones de grupos de izquierda y hasta inspiró una cumbre de gays.

"Sí se puede, sí se puede", coreaban la noche de viernes unos 25 activistas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero) en la esquina del Hotel Costa Rica, contiguo al Teatro Nacional, mientras Obama cenaba con los gobernantes de Centroamérica.
Con su cinta y corona, Miss Gay Nicaragua, Dallas Hernández (que usa el nombre de Elizabeth Ríos), un travesti de 18 años, dijo a la AFP que los LGBT necesitan "ser visibilizados" y mostrarse "a la sociedad". "Esta es una manera de decir que tenemos los mismos derechos que las otras personas".
El Hotel Costa Rica, uno de los más antiguos de la capital costarricense, es sede de la primera Cumbre Centroamericana de Organizaciones de la Diversidad Sexual, que se extenderá hasta el sábado y que fue convocada ante la presencia de Obama en el país.

"Centroamérica debe desarrollar acciones que demuestren voluntad política de respeto a nuestros derechos como población de diversidad sexual, (tal) como el señor Barack Obama está promoviendo de manera asertiva e igualitaria como presidente de Estados Unidos", resaltó Marco Castillo, del costarricense Movimiento Diversidad.

Los participantes se encontraban reunidos en un salón del hotel, pero al momento de la cita de Obama y los mandatarios centroamericanos salieron para hacerse sentir. De lejos eran observados por la policía, que no intervino.

"Esto no es una protesta, es una propuesta. Acordamos enviar una carta a los presidentes pidiendo que se nos respeten nuestros derechos", dijo Castillo a la AFP.

La presencia de Obama no les molesta, como sucedió con grupos que protestaron más temprano. Más bien esperan que los gobernantes de la región emulen posiciones de respeto a la población LGBT.

Leyeron la carta bajo la luz de las cámaras de la prensa que sigue a Obama, en la que piden la erradicación de la persecución política a los activistas, así como acceso a la salud y sobre todo, respeto a las familias "diversas".

"Durante mi reinado voy a luchar por los derechos de la diversidad sexual porque todavía hay mucha discriminación", aseguró Hernández, quien el pasado sábado su título.
Unas horas antes el Parque Central, a 200 metros del Teatro, fue escenario de una protesta pacífica de un centenar de personas.
"No, no queremos y no nos da la gana ser una colonia norteamericana", "Obama go home", "ni militares ni petroleras, Obama fuera", eran algunas de las consignas que gritaban mientras enarbolaban banderas rojas de partidos socialistas.

En una esquina, en contraste, Gerardo Vargas daba la bienvenida a Obama vestido como "Superman" y agitando una bandera de Estados Unidos.

La visita también movió en las redes sociales el sarcasmo de los costarricenses, que aprovecharon para quejarse del mal estado de las carreteras y de los embotellamientos cotidianos.

En una caricatura de un diario digital costarricense, un Obama sorprendido saca la cabeza de su limusina blindada para mirar cómo un neumático estalla en un enorme bache frente al Teatro, mientras un agente del servicio de seguridad dice: "El carro venía preparado contra atentados, balas, bombas, gases... pero no para huecos. De estos no hay en U.S.A".

Otra de las burlas fue el problema que se suscitó hace dos años a raíz de un desperfecto en la pieza de un estratégico puente entre el aeropuerto y el centro de San José, que nunca logró solucionar el Ministerio de Transporte, un escándalo nacional popularmente conocido como "la platina".

"Michelle nunca me va a creer que conocí el puente de la platina", decía un Obama igualmente impresionado cuando su caravana acababa de salir del aeropuerto, en otra caricatura que circuló por Facebook.