Última Hora

Cuenta la historia que fue Don Juan Rafael Mora en 1853 que ante la llegada al país de delegaciones diplomáticas de los Estados Unidos e Inglaterra, urgió la composición de un Himno Nacional.

En aquel entonces se convocó al director de la Banda Militar, Manuel María Gutiérrez.

Mora le ordenó al joven músico herediano, de 24 años en ese momento, componer el himno.
Ante la premura, Mora ordenó el arresto de Gutiérrez en el cuartel militar y no saldría de ahí hasta la misión encomendada.

Luego de una tarde, noche y madrugada en vela, Gutiérrez concluyó con la música del himno que hoy conocemos.

Sus notas se entonaron por primera vez en aquella visita diplomática, en el cuartel principal donde hoy se ubica el teatro Mélico Salazar.

Fue en 1879 cuando el himno tuvo letra por primera vez, escrita por Juan Garita, un seminarista oriundo de pacayas de Alvarado en Cartago.

Años después Juan Fernández Ferraz escribió una nueva letra que se utilizó hasta 1903.

Fue en ese año cuando Manuel de Jesús Jiménez y el presidente ascensión Esquivel impulsaron un concurso para escoger la letra definitiva del himno.

José María Zeledón ganó aquel concurso que le significó un premio de 500 colones en su momento.

Luego de un par de cambios el 24 de agosto de 1903 se oficializó la letra que hoy en día todo conocemos y entonamos con orgullo.