Última Hora

Nacional

Costarricenses se lanzan a las calles para dar bienvenida a Barack Obama

Antes de las dos de la tarde, el líder y representante del país más poderoso del mundo llegó en su flamante avión.

Daniel Quesada Hace 5/3/2013 3:14:00 PM

La llegada anticipada del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a suelo costarricense, no frustró la intención de cientos de ciudadanos que, por un medio u otro y en contra de los estrictos controles de seguridad, caminaron y hasta corrieron para saludarlo a su paso.

Antes de las dos de la tarde, el líder y representante del país más poderoso del mundo –llamado por ello el hombre más importante del mundo- llegó en su flamante avión, que fue aderezo perfecto en el almuerzo de muchos costarricenses, que esperaron ansiosos el momento.

Obama saludó, sin un gentío enfrente, bajó las escaleras y dijo sus primeras palabras en suelo nacional. Enrique Castillo, canciller; Muni Figueres, embajadora en Estados Unidos, y Franklin Chang, astronauta e insignia de Costa Rica, le recibieron en la pista del Juan Santamaría.

Luego de que estudiantes de Colegios Científicos lo saludaran y hasta posaran a su lado, la caravana salió camino al hotel Real Intercontinental. A su paso, decenas de personas cruzaron la autopista, corrieron y se amontonaron para extender una o ambos manos al carismático líder.

El saludo, sencillo y desinteresado, tomó las redes sociales y llenó de elogios a muchos que, impulsados por el sentimiento, vieron en ello el reflejo del ser costarricense. El Pura Vida, fue captado por las cámaras, en la forma de una marea de costarricenses, que hicieron de comitiva de bienvenida.

El Paseo Colón y la Avenida Segunda, fueron testigos de la astucia de los ciudadanos, que burlaron cuanto perímetro y control estableció la seguridad, para gritar, silbar, o tan solo ver la caravana compuesta por al menos 35 vehículos.

A continuación, tras lo sorpresivo en el cambio del protocolo, Obama cruzó San José, cuyas aceras pintadas con banderas, saludos y curiosos, saludaron a su paso.