Última Hora

La llegada de los presidentes de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y el mandatario estadounidense, Barack Obama, significó desde las primeras horas de este viernes un cambio radical en la dinámica habitual de la ciudad capital.

Sin embargo, esta variación no solo tiene consecuencias positivas, pues los ciudadanos en el centro de San José ven alteradas sus agendas y compromisos a raíz de las restricciones de seguridad.

Y es que al menos 200 metros a la redonda del Teatro Nacional, lugar donde tendrán su cena de trabajo los jefes de estado, ha sido cercado y no se permite el paso normal de transeúntes por ahí.

Ema Chacón, una de las personas que entrevistó Telenoticias, manifestó su disconformidad, pues asegura que debía cumplir con un compromiso a las nueve de la mañana y luego de más de una hora de esperar no había podido accesar hasta el Hotel Costa Rica.

“Esto limita la libertad de transitar por San José”, dijo con molestia.

Varios oficiales del Servicio Secreto ya llegaron al teatro y se encuentran desplegando su operativo para garantizar la seguridad del presidente Obama.

El Paseo Colón amaneció cerrado desde las 6 de la mañana, y permanecerá así hasta el medio día del sábado. Además, las personas que deseen ver el paso se la caravana estadounidense, se toparán con fuertes restricciones para hacerlo.