Última Hora

 

Usando el mismo sombrero que llevaba el pasado 15 de abril en la Maratón de Bostón, Carlos Arredondo conversó con Telenoticias sobre su experiencia en el atentado que dejó más de 200 personas heridas y tres fallecidos.

Arredondo contó que justo cuando estaba a punto de entregar la última bandera de Estados Unidos, cuando se dio la explosión.

“Todos reaccionamos al mismo tiempo como que nos entendimos, sabíamos que había que quitar esa valla”, dijo Arredondo.

En una de las fotografías de medios internacionales se ve al “gringo” como le dicen sus amigos en Zapote, trasladando a un joven que perdió sus dos piernas.

“Después del accidente lo he ido a visitar unas 4 veces al hospital, es un joven estudiante de 27 años, tiene un espíritu muy positivo”

Distintos medios internacionales han mostrado la historia de este costarricense que pese a que la vida le ha quitado algunos seres queridos, tiene una actitud positiva y de solidarismo hacia sus semejantes.

Arredondo prometió que como es tradición visitará este año el redondel de Zapote para acompañar a los improvisados. “Ahí estaremos, si Dios quiere”, concluyó Arredondo.