Última Hora

Una vez en tierra, el presidente Barack Obama se moviliza en una de las limosinas conocida como la bestia.

Estas limosinas que se moverán por las calles de nuestro país el 3 de mayo, serán escoltadas por varios vehículos que viajarán por tierra y aire, y que llegarán esta semana al país en aviones, días antes que el presidente.

Y si fuera necesario movilizarlo por aire, el presidente viaja en el helicóptero Marine One, pero también vendrán varios idénticos a estos.

Cuando el Obama camine, decenas de agentes lo protegerán en tres anillos de seguridad. Los agentes del Servicio Secreto confían en la inteligencia local, pero hay puntos que no negocian.

Entre las inspecciones que solicitan es revisar las alcantarillas y los puentes por donde se movilizará al presidente. También el hotel donde se hospedará o asistirá a reuniones.

La protección contempla viajar con sus propios cocineros e indagar de previo lo que comerá Obama en Costa Rica.

Pese al riguroso trabajo que realiza, los agentes sufren sorpresas.

Aunque en Costa Rica no hay noticias de ataques terroristas, tratándose del presidente de Estados Unidos, la seguridad lo cuidará como si estuviera dentro de la Casa Blanca.

Con el cambio de los tiempos y la protección que necesita Barack Obama, en este reportaje no se puede mencionar el hotel donde dormirá, lo cierto es que no será en plena capital, como en tiempos de Kennedy.