Última Hora

Este fin de semana en el Centro de Eventos Pedregal, en Belén, Heredia, se reunieron tatuadores locales e internacionales, tatuados y amantes de los tatuajes.

Aproximadamente más de 1.500 amantes de la tinta han acudido a este complejo para observar los diseños más atrevidos, llamativos y hasta complicados.

Todos varían en tamaño y precio y, a decir por lo observado en el sitio, el costo no es un problema cuando se trata de lucir el tatuaje de sus sueños.

Y el lugar del cuerpo es lo de menos: hay quienes se tatúan hasta los ojos y se modifican ciertas partes del cuerpo para darle mayor vistosidad a sus tatuajes; por ejemplo, se liman los comillas y hasta se hacen relieves a punta de cirugías.

La convención estará este domingo de 10 de la mañana a 10 de la noche y la entrada cuesta 7.000 colones.