Última Hora

Un inspirado Lionel Messi lideró este sábado la victoria del FC Barcelona ante el Athletic de Bilbao (3-1) en la final de la Copa del Rey, el segundo título de los azulgranas que ya vislumbran el triplete.

Con dos goles del argentino y uno del brasileño Neymar, maquillados al final por un cabezazo de Iñaki Williams, los hombres dirigidos por Luis Enrique pueden revalidar la temporada histórica de 2009 si el próximo sábado vencen a la Juventus de Turín en la final de la Liga de Campeones en Berlín.

Los vascos, apoyados por 50.000 ruidosos aficionados desplazados hasta el Camp Nou de Barcelona, se quedaron sin revancha y por tercera vez en siete años perdieron la final de este torneo ante el equipo azulgrana, que lo batió 4-1 en 2009 y 3-0 en 2012.

Y es que con el '10' azulgrana en el campo poco pueden hacer los rivales. El de Rosario, cubierto muy de cerca por un impetuoso Mikel Balenziaga, manejó el partido a su antojo, exhibiendo su amplio repertorio de regates, largas conducciones, asistencias, libres directos, remates e incluso recuperaciones.

Su primer tanto fue una obra maestra. Arrinconado en la banda derecha por tres adversarios, el argentino se zafó de ellos con una finta y una sotana, se adentró en el área para quebrar a un cuarto oponente y lanzó un potente disparo al palo corto del portero para inaugurar el marcador (19).

Gol del colectivo.

Tras varios minutos de dominio absoluto, el Barcelona apuntalaría el partido con una magnífica jugada colectiva. Rakitic, bastante desaparecido hasta entonces, trazó una pared con Messi, asistió al espacio a Suárez quien estuvo generoso y cedió el esférico para que Neymar lo empujara al fondo de la red (35).

A punto estaría Williams de recortar distancias con una volea al travesaño pero el marcador no se movería hasta el descanso. En la reanudación el Athletic se mostró más voluntarioso aunque sin apenas crear peligro en el área azulgrana.

Messi de nuevo volvió a aparecer a un cuarto de hora del final para redondear el partido al avanzarse al marcador y rematar con el exterior del pie un centro raso de Dani Alves (73). Williams, con una cabezazo, maquillaría el resultado para el Athletic (79).

El encuentro también sirvió para homenajear a Xavi Hernández, que disputaba su último partido en el Camp Nou tras 17 temporadas de azulgrana. Una carrera que puede coronar con su tercera 'Champions' el próximo sábado.

Antes del partido, las aficiones del Barcelona y Bilbao dedicaron una estruendosa pitada cuando sonaba el himno español, coincidiendo con la entrada del rey Felipe VI al palco de honor del Camp Nou.