Última Hora

El Gobierno reconoce que el 50% de su estrategia para atender el déficit fiscal descansa en los
proyectos para aumentar los impuestos sobre las ventas y renta.

Luego de una amplia consulta, el Ministerio de Hacienda prepara la reforma que modificará por ley los impuestos sobre las ventas y la renta.

El Ejecutivo reconoce que sobre ambos pesa el 50% de la estrategia para atender el problema del déficit fiscal.

El proyecto de renta propuesto busca un impuesto del 15% para los certificados de depósito a plazo o de inversión, las ganancias de fondos de inversión y los dividendos e incluso la cesantía superior a los ocho años.

El proyecto de impuesto de venta busca transformarlo a un impuesto del valor agregado que alcance al 15% para el 2017.

Hay sectores como los profesionales en contabilidad que señalan que estos esfuerzos deben ser acompañados por un freno del gasto y mejor recolección de tributos.

Con estos proyectos el Ejecutivo espera atender el 50% del déficit que el año anterior cerró en un 5,7% de la producción y se pronostica superará el 6% este año.