Última Hora

En el 2012, Joshua Aversano murió tras un accidente automovilístico cuando tenía 21 años.

A partir de ese momento su hermana Rebekah Aversano creyó que jamás volvería a ver ese rostro en su vida.

Pero la ciencia le brindó una nueva oportunidad de poder apreciar y tocar el rostro de su querido hermano.

Un video difundido por el programa 60 Minutos del Canal 9 de Australia presenta el momento cuando Rebekah ve y toca la cara de su difunto hermano, rostro que fue donado para la realización de un trasplante facial a otro hombre.

Dicho hombre, llamado Richard Norris, de Virginia, Estados Unidos, recibió un disparo 15 años atrás y quedó con su rostro desfigurado.

En el video se ve cómo la mujer, quien viajó desde Maryland, EE.UU., toca la cara y dice: "Yo crecí viendo esta cara", menciona la BBC.

Según narra el sitio web británico, generalmente las personas que reciben algún trasplante no entran en contacto con la familia del donante.

Sin embargo, este fue uno de los primeros encuentros de este tipo, donde Aversano visitó al hombre que recibió parte de los tejidos y la estructura facial de su hermano.

¿Pero qué dice su madre?

"Conociéndolo, él hubiera querido que otra persona pudiera seguir adelante con su vida si para él no era posible", indicó Gwen Aversano, madre de ambos hermanos según relata la BBC.

"Tras conocer a Norris, verlo y hablar con él, vemos el reflejo de nuestro hijo. Nos alegra haber podido ayudarlo pese a nuestra trágica pérdida", añadió la madre.

La cirugía reconstructiva se realizó en la Universidad de Maryland, de EE.UU., hace tres años. Duró más de 36 horas.