Última Hora

Internacional

Santos demanda en la FIFA a su exastro Neymar y al Barcelona

El presidente del club brasileño, Modesto Roma Junior, aseguró que buscan proteger sus propios intereses.

AFP Agencia Hace 5/29/2015 2:56:00 PM

El Santos brasileño demandó ante la FIFA al FC Barcelona y a su atacante Neymar por supuestas irregularidades en su traspaso realizado en mayo de 2013.

El presidente del Santos, Modesto Roma Junior, que asumió el cargo en enero, explicó este viernes que la demanda incluye también a Neymar da Silva Santos, padre del capitán de la selección brasileña e ídolo del 'Peixe', y su empresa Neymar Sports e Marketing Ltda.

"El Santos considera que el Barcelona, Neymar y su empresa cometieron violaciones del contrato de transferencia y reclama una indemnización por los daños, además de los intereses", explicó Roma en rueda de prensa.

El club brasileño pretende así recibir su cantidad correspondiente al traspaso del jugador, en base a la suma real de la operación -83,3 millones de euros, como mínimo, según la Justicia española- y no a los 57 millones declarados en principio por el Barça.

"El 31 de mayo de 2013, el Santos y los antes citados firmaron un contrato de transferencia y cesión de los derechos económicos y federativos (de Neymar) por 17,1 millones de euros, más una parcela de dos millones de euros, en caso de que el jugador fuera finalista del premio FIFA al mejor del mundo. Pero, tras la investigación en España, el Santos tomó conocimiento de que los valores ascendían a 83,371 millones de euros", continuó el presidente del Santos en la sala de prensa de Vila Belmiro.

Con la voz quebrada, el dirigente aseguró que el equipo no está persiguiendo a uno de sus ídolos, sino que para defender sus intereses, del club tenía que denunciar a todas las partes implicadas en el polémico y millonario traspaso.

"El Santos es más grande que las partes que lo conforman. Respetamos a todos y a sus imágenes, pero necesitamos resarcir los perjuicios causados al club", argumentó Roma.

El Santos es el club donde desarrolló practicamente toda su carrera el astro Pelé.

Neymar, de 23 años, integra un poderoso tridente ofensivo en el Barcelona junto al argentino Lionel Messi y el uruguayo Luis Suárez, que se prepara para jugar la final de la Champions League el 6 de junio frente a Juventus. 

La decisión pasa ahora a manos del Comité de Arbitraje de la FIFA, que determinará quién tiene la razón. La parte derrotada podrá recurrir más tarde al Tribunal del Arbitraje Deportivo (TAS), explicó la abogada del club Fatima Bucker.

Las ramificaciones del caso

En la rama española del ya conocido como 'Caso Neymar', el juez José de la Mata, de la Audiencia Nacional, decidió el 13 de mayo enviar a juicio oral al presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, su antecesor en el cargo, Sandro Rosell, y al propio club por delitos contra la Hacienda Pública.

A tenor de lo investigado, el magistrado evaluó que el coste del astro brasileño habría ascendido "cuanto menos" esos 83,3 millones de euros.

El delantero brasileño firmó con el Barcelona por cinco temporadas en mayo de 2013, a pesar de que el Barça había previsto incorporarlo inicialmente en 2014 cuando el jugador quedara libre para lo cual se había firmado un acuerdo en 2011.

Este adelanto del fichaje, que decidieron Rosell y Bartomeu "sin contar con la autorización de la junta directiva", obligó al Barça a ofrecer más dinero al jugador, de los 40 millones de euros inicialmente pactados, y a pagar al Santos el traspaso del delantero, según relató el fiscal de la Audiencia Nacional José Perals Calleja en su informe de marzo de este año.

"Con la intención de ocultar el coste real del jugador", Rosell "ideó fragmentar el pago en diversas partidas para lo que formalizó una serie de contratos" con el Santos y con empresas del padre de Neymar, titular de los derechos del jugador, "con diversos objetos y denominaciones" a lo largo de 2011, 2013 y 2014, ha indicado la fiscalía de España.

Sin embargo, estos contratos "tenían una misma causa el fichaje de Neymar", añadió el fiscal Perals.

En esta operación, el Barcelona habría defraudado al fisco, en total, 12,3 millones de euros".

Tanto Rosell, que dimitió como presidente del Barça en enero de 2014 por este caso, como Bertomeu podrían ser castigados con penas de prisión en caso de ser condenados.