Última Hora

Autoridades norteamericanas detuvieron en altamar a tres costarricenses que transportaban casi dos toneladas de cocaína.

Los detenidos son tres pescadores nacionales de apellidos Montero, Franco y Porras los cuales transportaban 1.772 kilos de cocaína en la embarcación de nombre "Luismi" y de matrícula de Golfito.

Los costarricenses fueron sorprendidos en aguas internacionales el pasado sábado 16 de mayo por un avión de los Estados Unidos.

Al notar la presencia de la aeronave comenzaron a lanzar los paquetes de droga al mar. Pero varias millas después fueron interceptadas por una fragata.

Este jueves los pescadores fueron traídos a Caldera.

Las autoridades norteamericanas decomisaron 60 pacas de cocaína.

El detenido de apellido Porras tiene antecedentes por lesiones con armas, infracción por conducción temeraria y robo.

Las autoridades norteamericanas también trasladaron este jueves otros 630 kilos de cocaína que encontraron flotando en el mar.

La droga pertenecería a los tres colombianos de apellidos Sinisterra, Valencia y Arroyo detenidos el pasado 3 de marzo en altamar.

En esa oportunidad los hombres también lanzaron la droga al mar.

Los sujetos quedaron en libertad al no encontrarse la droga. Pero horas después fueron detenidos cuando se ubicaron los paquetes que hoy fueron traídos a tierra.

El traslado de los tres pescadores y los dos cargamentos de droga se hicieron este jueves en coordinación entre guardacostas y las autoridades estadounidenses.

Una muestra de la droga quedó en el país como evidencia. El resto será llevado a los Estados Unidos.