Última Hora

Ya sea por razones estéticas o por comodidad, los lentes de contacto son bastante comunes en nuestro país.

Sin embargo, algunos errores que parecen inocentes pueden convertir el uso de los lentes en una verdadera pesadilla.

Por ejemplo, usarlos durante más de 8 o 10 horas puede provocarle daños permanentes en la córnea.

Nadar con lentes de contacto tampoco es buena idea, pues las bacterias que se transmiten a través del agua pueden adherirse a los lentes.

Tome en cuenta que la solución salina de tapa blanca es apropiada para limpiar los lentes blandos y puede estar en contacto con los ojos.

Mientras que la de tapa roja no debe estar en contacto directo, ya que puede provocar quemaduras en la córnea.

Y por último, no olvide lavarse muy bien las manos antes de manipular los lentes de contacto.