Última Hora

Los celos son una reacción perturbadora ante una situación de amenaza. Se decir, como que usted va a perder algo que le pertenece.

Es como ese sentimiento que nos hace tener miedo de perder a la persona amada y peor aún que la persona amada va a darle a otra persona algo que me corresponde solo a mí o al menos así lo creemos.

Este miércoles en Buen Día nos acompañó, Álvaro Campos y Jaime Chaves, del instituto Wem.

Hay tres componentes de los celos: físicos, emocionales y cognoscitivos

Físicos:

- Vacío en el estómago

- Dificultad para respirar

- Transpiración

- Sensación de desmayo

- Taquicardia

Emocionales:

- Miedo

- Traición

- Abandono

- Angustia

- Tristeza

- Enojo

- Odio

- Deseo de venganza

Cognoscitivos:

- Pensamientos recurrentes

- Visión de túnel

- Dar por hecho que ya ocurrió la traición

- Ideas referenciales (me están viendo la cara)

Maneras de ver los celos:

- Control, poder y posesividad.

Esto es creer que la otra persona me ama tanto que ya no necesita a nadie más. El ser humano siempre busca algo que lo llene plenamente, pero eso no existe. Aquí se piensa que la pareja me tiene que llenar y yo a ella. La idea distorsionada del amor de control se vende en muchas partes.

- Cuido a la otra persona

Cuando paso de cuidar a la persona y más bien la llego a controlar.

Estos son los factores que predisponen a los celos:

- Depender demasiado del ser amado

- Tener experiencias de infidelidad cercanas

- Patrones de celos excesivos en la familia

- Experiencia de rivalidad fraterna en la infancia

- Experiencias de traición en relaciones anteriores

- Experiencias en las que ha sido o es infiel

- Pensamiento rígido

Muchas veces los cambios en la conducta de la pareja nos hace motivar los celos. Pero, ¿cuáles son esos cambios?

- La pareja cambio con usted, se aleja, es menos cariñosa y se dedica menos.

- La persona comparte con otras personas los rituales entrañables que eran de la pareja.

- La pareja le dedica más tiempo a nuevos amigos, y a nuevas actividades.

- La pareja disfruta mucho con nuevas personas y lo excluye en con el pretexto que es su espacio.

- El espacio de pareja es cada vez más reducido.

- La pareja ha sido infiel en el pasado.

Hay tres tipos de celos: proyectivos, retrospectivos y traumáticos:

-Proyectivos

Yo soy la persona infiel y proyecto ese sentimiento sobre la pareja.  Entonces creo que mi pareja es infiel.

- Retrospectivos

Celos del pasado de la persona.

- Traumáticos

Haber sido traicionado en el pasado y temer que la pareja va a traicionarlo también.

Pero también existen algunos factores que ayudan a fortalecer la pareja, tales como:

- Espacio de pareja diferenciado y fortalecido.

- Percepción de que soy valorada, apreciada y reconocido.

- Cuido, dedicación y atención especial de la pareja.

- Presencia de rituales entreñables.

- Desarrollo de habilidades del diálogo, asertividad y negociación.

- Sentimiento de bienestar con la pareja.

- Fortalecimiento de la confianza.

- Definición clara de límites.

Para información puede llamar a Álvaro Campos y Jaime Chaves al 2234 - 2730.