Última Hora

Gracias a la tecnología existen hábitos que facilitan la vida, pero que podrían estar afectando poco a poco la memoria.

En el video adjunto le mostramos algunas de esas "nuevas costumbres" que se le deben prestar atención si se quiere proteger la memoria.

Distraerse con tabletas o celulares y por ende no interactuar y desconcentrarse por estar en múltiples actividades genera estrés, que termina por afectar la memoria.

Interactuar por medio de juegos de mesa y concentrarse en una sola actividad en vez de varias a la vez para evitar olvidos, le podría recordar lo importante que es conservar la memoria.