Última Hora

En apenas ocho horas entre la noche del lunes y la madrugada de este martes, el Ovsicori dio cuenta de al menos 15 sismos que tuvieron su epicentro en la provincia de Cartago.

El primero ocurrió a las 8:19 de la noche, 10 kilómetros al noroeste de Pacayas de Alvarado, con una magnitud de 3.1 grados y se registró a una profundidad de  7 kilómetros.

A este le siguieron múltiples movimientos en otros sectores de la provincia cartaginesa como San Rafael de Oreamuno y Juan Viñas de Jiménez.

El que registró la magnitud mayor tuvo lugar a las 8:50 de la noche, con epicentro 9 kilómetros al noreste de San Rafael de Oreamuno y de 4,2 grados.

Mientras que el último sismo reportado hasta el momento se presentó a las 4:13 de la madrugada, 10 kilómetros al norte de San Rafael y con magnitud de 1,8.

Ronny Quintero, sismólogo del Ovsicori, dijo que el origen de los temblores fue el fallamiento ubicado el oeste del cráter principal del volcán Irazú.

El especialista afirmó que la actividad se ha mantenido constante, con varios sismos que no han sido percibidos por la población.

Eso sí, Quintero descartó que puedan establecer esta actividad como premonitora de “un sismo grande”, aunque esta “es una zona que tiene potencial sísmico alto en todo Cartago”.

Según reportes, algunos de los sismos fueron sentidos incluso en el Valle Central.

En apenas dos horas de este lunes se registraron cinco sismos con epicentro en la provincia de Cartago.

El primero ocurrió a las 8:50 de la noche, 4 kilómetros al noreste de Llano Grande, con una magnitud de 4.8 y se registró a una profundidad de  5 kilómetros.

El segundo fue a las 9:25 p. m. con una magnitud de 3.2 y localizado 5 kilómetros al noreste de Tierra Blanca.

Uno más se registró pocos minutos después, a las 9:38 con una magnitud de 3.2 también al noreste de Tierra Blanca.

Otro sismo más ocurrió a las 10:30 de la noche a 1.8 kilómetros de profundidad, con una magnitud de 3.8 en Llano Grande.

Y el último fue a las 10:56 de la noche, con una magnitud de 3.1 y una profundidad de 4.5 kilómetros, registrado al este de esta misma localidad cartaginesa.

Según reportes, algunos de los sismos fueron sentidos incluso en el Valle Central.