Última Hora

Las fuertes lluvias del fin de semana han obligado a las autoridades a brindar ayuda a los vecinos de las zonas Caribe y Norte, por el desbordamiento de ríos e inundaciones en varios puntos.

Los suelos están saturados y a esto se suma la crecida de ríos y el desbordamiento de otros, como el Sarapiquí, Banano y Sixaola. En Siquierres se reportaron más de 200 casas anegadas.

Según la información del Instituto Meteorológico Nacional (IMN) este fin de semana las precipitaciones representan el total esperado para el mes de mayo.

Se recomienda a quienes viven cerca de ríos o quebradas tener una estricta vigilancia, ya que podrían suceder inundaciones y deslizamientos.