Última Hora

El tenista suizo Roger Federer se molestó este domingo con un aficionado que saltó a la pista central de Roland Garros para pedirle un popular ‘selfie’.

El incidente ocurrió minutos después de que el relojito suizo se impusiera en su primera presentación en París ante el colombiano Alejandro Falla, con parciales de 6-3, 6-3, 6-4.

Terminó el partido y un joven saltó el cordón de seguridad y se aproximó al tenista con una cámara en la mano, sin embargo, un agente logró impedir que se tomara la fotografía.

“No estoy nada contento, para nada”, expresó el número dos del mundo en rueda de prensa, pese a que el director del torneo le había ofrecido una disculpa.

“Es verdad que no ha pasado nada, pero es una situación que uno no quiere vivir”, expresó el tenista, que recordó que el día anterior le había sucedido algo similar con tres niños cuando entrenaba.

Según Federer, se debe tener especial cuidado en la seguridad para evitar un hecho como el sufrido por Mónica Seles en 1993, quien fue apuñalada por un espectador en pleno juego.