Última Hora

Durante el domingo los vecinos de San Antonio de Escazú participaron en un simulacro de sismo donde aprendieron varias lecciones que podrían ayudar a reducir el impacto de una emergencia.

El simulacro se hizo en Bebedero, ahí se dieron las técnicas apropiadas para procesos de evacuación en caso de un sismo. 

Funcionarios de la municipalidad, Cruz Roja y bomberos participaron en este simulacro. 

Recordaron además que en la emergencia ocurrida en Calle Laja, la participación de la comunidad fue vital para salvar vidas.

Este es el segundo simulacro que realiza la municipalidad de Escazú.