Última Hora

El mediocampista Xavi Hernández jugó este sábado su último partido con la camiseta azulgrana en el empate 2-2 que consiguió el Barcelona ante el Deportivo La Coruña.

Xavi, que fue recibido por en el Camp Nou con un espectacular mosaico de una fotografía suya con el 6 en la espalda, deja a sus 35 años el club en el que ingresó con 11, con un bagaje de 23 títulos, que podrían ser 25 si su equipo gana la Champions League y la Copa del Rey.

En el minuto 84 un emocionado Xavi, con lágrimas en los ojos, dejó su sitio a Andrés Iniesta, su inseparable compañero en la época dorada del equipo catalán y de la selección española. Los casi 100.000 espectadores se pusieron en pie y aplaudieron al gran capitán.

“Se me ha hecho imposible no llorar. Son muchas vivencias. He intentado aguantar pero es imposible. Son muchas sensaciones, muchos recuerdos pero extraordinarios. No puedo ser más feliz. He tenido una carrera fantástica”, dijo Xavi.

Tras el duelo el jugador recogió el trofeo de la Liga, certificada tras la victoria 1-0 en la pasada jornada en terreno del Atlético de Madrid.

Ahora el Barcelona afronta el reto de lograr el triplete. El próximo sábado disputará la final de la Copa del Rey ante el Athletic en el Cam Nou y el 6 de junio jugará en Berlín por la ‘Champions’ contra la Juventus.