Última Hora

En nuestro país se reportan al menos siete consultas diarias de maltrato o agresiones en contra de los adultos mayores.

El caso investigado de un hogar de ancianos, en Escazú, deja al descubierto una cruda realidad.

Que amarran un adulto mayor para que no fumara, para que no saliera del cuarto o no le dieran asistencia médica de calidad y una buena alimentación son situaciones desgraciadamente muy comunes.

En centros geriátricos como el caso de Villas Amatista en Escazú y que se mantiene bajo investigación.

Los datos del Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam) señalan que tan sólo en el 2014, se reportaron 2.360 consultas de adultos mayores que han sufrido algún tipo  de maltrato, es decir, siete diarias.

Entre estas hay registradas oficialmente 138 por violencia doméstica.

Pero las agresiones no son sólo físicas.

Tan solo los datos de dos instituciones que atienden adultos mayores registran en los últimos cuatro años, 213 denuncias de estafa o despojo patrimonial a ciudadanos de oro.

Para la Fiscalía los casos de agresión contra las personas adultas mayores o niños serán investigados hasta las últimas consecuencias.

En el caso del centro geriátrico en Escazú, la Fiscalía, determinó que habían adultos mayores con desnutrición y heridas en sus brazos por mantenerlos amarrados a sus camas.